Un paseo por Toledo

¡Hola, hola!

Hace unos días nos escapamos a Toledo para pasar el día y volver a pasear por sus calles. Toledo es una ciudad preciosa – a mí me recuerda mucho a Segovia (eso sí, sin tantas subidas y bajadas :P) –  y me apetecía compartir un poco nuestro recorrido. Aunque solo fuimos a pasar un día nos dio tiempo a recorrernos la ciudad y como no, probar un poco de gastronomía (importantísimo para los amantes de la comida).

Me gusta investigar un poco la ciudad que vamos a visitar para no perdernos nada (aunque  a veces es imposible). Y por eso quiero compartir un poquito nuestra ruta, por si a alguien le sirve 🙂

Nuestra primera parada fue en el Mirandor del Valle. Las vistas de la ciudad desde aquí son espectaculares. Además ver cómo atardece y se encienden las luces de la ciudad desde aquí es una maravilla.

Mirador del Valle

Desde allí bajamos en coche y aparcamos cerca del Puente de San Martín y desde aquí todo a pie. Al mirador podéis subir andando pero el camino es un poco largo y cuesta arriba, para valientes vaya.

Puente de San Martín

Al cruzar el puente nos dirigimos al Monasterio de San Juan de los Reyes. Fue una pena no poder entrar ya que estaba cerrada por un velatorio. En la parte exterior se observan cadenas o grilletes que representan a los cautivos cristianos liberados tras la Reconquista de 1492.

Monasterio San Juan de los Reyes

Cuando nos íbamos de Toledo, entramos a un reciento que es El Colegio Nacional Santiago de la Fuente. Está pegando con el Arco de Cambrón y puedes ver otras vistas del Monasterio.

Desde el Monasterio fuimos a la Catedral callejeando por la ciudad. Lo mejor para conocer una ciudad es perdiéndote por sus calles ¡y a mi es algo que me encanta!

Compis de aventuras

En una de las calles, encontré está tienda artesanal de faroles y espejos que me dejó como hipnotizada. Se llama Potenciano Fco e hijos y tienen página web por si os quedáis con ganas de más 😉

Creo que el día que tenga mi propia casa tengo claro dónde ir a comprar baldosas para mi suelo hidráulico.

La Catedral de estilo gótico es realmente imponente. No sé si hay alguien más a quien estas construcciones les deje con la boca abierta.

Catedral de Toledo
Reflejo Catedral

Para comer fuimos al Mercado de San Agustín en la Plaza San Agustín. El sitio está un poco alejado de la zona de la Judería (aunque la Catedral tampoco está en esta zona). Pero teníamos el sitio fichado porque la primera vez que fuimos no pudimos cenar así que teníamos pendiente la visita (Gracias Emilio por descubrirnos este sitio).

Mercado de San Agustín

El restaurante se compone de cuatro plantas. Cada una de ellas está dedicada a un tipo comida. La primera planta es el bar y al fondo la cafetería. ¡Me encantó la decoración!

Zona de cafetería

La siguiente planta es la zona de tapeo y de menú. Nosotros nos quedamos en esta porque había dos tipos de menús: un plato principal + postre o un primero y segundo  + postre. Y todos coincidimos en que todo estaba buenísimo así que, buena señal ¿no?

Crema de setas con huevo a baja temperatura
Migas con huevo frito

La tercera planta es para la zona de Asia y América (¡difícil elegir una hamburguesa!). La última planta tiene terraza y es la zona de los cócteles.

Restaurante asiático

Después de llevarnos unos cafés e infusión seguimos nuestro camino y no podía faltar la foto con Don Quijote. Que menos que ir a Toledo y no hacérsela. Esta estatuilla está al lado del Alcázar Museo del Ejército.

Desde aquí seguimos callejamos hasta llegar a la Sinagoga de Santa María la Blanca. Creo es merecidísima la entrada a la misma. El precio por entrar es de 2’80€ aunque puedes coger una pulsera turística por 9€ y entrar en los siete monumentos que hay de pago.

Se trata de una sinagoga de arte mudéjar que incorpora influencias del estilo hispano y musulmán. El espacio está separado por columnas octogonales cuya ornamentación de los capiteles son todos distintos.

Después hicimos una parada en los Jardines del Tránsito, junto al Museo del Greco desde donde se puede ver el río Tajo.

Y hasta aquí nuestra pequeña ruta. Nos dejamos cosas por ver pero eso significa tener una excusa para volver por aquí. Para mí, Toledo es una ciudad recomendadísima para visitar así que espero que hayas disfrutado de esta mini guía de la ciudad y me contéis qué os ha parecido 😉 y si tienes alguna recomendación, ¡adelante!

Un abrazo viajeros y ¡a vivir!
Anuncios

5 thoughts on “Un paseo por Toledo

Los comentarios están cerrados.