¡Diciembre esperado! – DIY

¡Buenísimos días!

Entramos en diciembre, y aunque parezca mentira, último mes del año. Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Ya sé que suena a tópico pero para mí, esta afirmación no puede ser más cierta. Los primeros meses del año estuve tan sumergida con las oposiciones que apenas hacia otras cosas (no nos engañemos, las oposiciones desgastan y solo eres realmente consciente de lo que suponen hasta que te ves metidas en ellas). Sin embargo, una de las cosas positivas que me han dado ha sido aprender a valorar y apreciar los pequeños detalles. Esos que muchas veces pasan desapercibidos porque tenemos la mente pensando en “tengo que… tengo que…”. Ya sabes, lo urgente no deja tiempo para lo importante. Después, llegó el verano y… ¿el verano a quién no se le pasa rápido? Y estos últimos meses, además de retomar las oposiciones he tenido tantos planes que me han faltado esos días de sofá, manta y peli.

Será que este mes del año nos invita a hacer balance de lo vivido. A pesar de eso, no soy de esas que dicen “año nuevo, vida nueva”. Soy de las que piensa que cada día es bueno para cambiar aquello que no te gusta o aquello que temes y tantas ganas tienes de hacer.

Pero volviendo a este nuevo mes, os diré que diciembre es mi mes favorito. Y sí, se debe a la Navidad. Me encanta el espíritu navideño, el clima que se crea. Mi madre ha sido la culpable de este sentimiento. No hay rincón en mi casa que se resista a un adorno navideño. Un mes antes de la Navidad siempre dice que no piensa hacer nada especial, pero siempre, siempre, siempre, hace que lo sea y eso que en esta casa solo lo celebramos los cuatro componentes (es lo que tiene que el resto de tu familia viva lejos). Perdón ¿he dicho cuatro? Quería decir seis… Si me leyeran mis gatos…

Aunque es cierto que en cualquier época del año es buena para acordarnos de los nuestros la Navidad me parece una buena fecha para hacer llegar a los que queremos nuestros mejores deseos. Por eso, hoy os traigo unas cuantas ideas de tarjetas navideñas y olvidemos esas cadenas de WhatsApp que al final todas dicen lo mismo y carecen de personalidad y sentimientos. Además, lo hecho a mano siempre gusta más. Transmite más.

Antes de comenzar con las tarjetas os diré una cosa. En Navidad es la única fecha en la que paso por el alto “cuanto más brilli brilli mejor”. Pero SOLO (y que quede claro) en Navidad. Todas las tarjetas son bastante sencillitas y lo mejor de todo es que puedes usar cosas que todos tenemos en casa e, incluso, reutilizar lo que no usamos.

 La temática de las bolas navideñas me encanta. Además tiene tantísimas variables que en cuanto te pones a hacer una, al final acabas con mil ideas más.

Bolas hechas con purpurina

Para que la purpurina aguante más, rocío un poco de laca por encima (las manchas se secan y no dejan rastro).

Debajo de las bolas falta poner Feliz Navidad pero mi letra no sirve mucho para estas cosas y quería enseñároslas sin haber metido la pata. Ya subiré el resultado final a mi Instagram (@marrtux).

Esta bola está hecha de cartulina
Esta está hecha con gomaeva y adornada con abalorios de pegatinas

Y ¿quién no tiene botones en casa?

Otra temática son los árboles navideños. También podemos emplear multitud de recursos y con unos resultados muy resaltones.

El papel de regalo da mucho juego y yo he usado este de Ikea para hacer una bonita tarjeta.

Con cintas decoradas también podemos hacer un abeto. Esta es de Tiger 😉

Mi hermana hizo su aportación e hizo esta tarjeta reutilizando un arbolito que venía un regalo.

El papel de periódico también da mucho juego. En el caso de la izquierda, he quemado unas tiras y he hecho un bonito abeto (la idea es sacada de Pinterest). En el caso de la derecha (mi hermana) usó gomaeva y escribió Merry christmas.

Podemos usar dibujos impresos y decorarlos como hice yo con este ciervo. Me encanta el resultado. Lo saqué de BLDG 25.

Cambiando un poco la temática navideña, también podemos hacer tarjetas más invernales y dejando un poco tanto brilli-brilli.

Botones, un poco de cartulina y unas estrellitas y.. ¡wala!

El copito invernal no podía faltar. El copo grande está dibujado con rotulaador dorado y los copos rojos son troquelados.

Y hasta aquí las ideas para hacer tarjetas navideñas. Algunas de ellas están inspiradas en tarjetas encontradas dePinterest, asique siempre podéis buscar más inspiración por allí.

Espero que os hayan gustado 🙂 Si lleváis a cabo alguna de estas tarjetas o ideas me encantará verla, asique sube tu foto a Instagram, dame un chivatazo y etiquétala con #repitemiranfu.

¡Gracias por dedicarme un ratito de tu tiempo!

Un abrazo y ¡a vivir!

 

 

Anuncios
Posted in DIY